« Hize bien de inscribirme »

Los corredores del HMDS FUERTEVENTURA vienen de emprender un verdadero reto deportivo ayer por la noche, y hoy por la madrugada para los últimos en terminar. Así es, ciertos corredores pasaron más de 20 horas sobre los senderos de la Isla para llegar al vivac.

Tras la llegada de los últimos corredores, el HMDS se vuelve día de reposo. Es a menudo el momento que los corredores eligen para hacerse tratar las heridas de la carrera. En el puesto medical, encontramos a Véronique (Dorsal 20 – FRN), “Yo estoy aquí para tratarme unas ampollas que se me hicieron en la etapa larga. Nada grave.”

Originario del oeste de Francia, Véronique vino acompañada de un amigo para realizar el reto deportivo pero sobretodo vino con su marido. Sólo que este último no se encuentra en el vivac, “Oh mi marido se encuentra en el hotel, él prefiere la piscina y la sillas de playa.” Al igual que otros 50 competidores, sus miembros de familia les esperan en hotel Playitas.

Véronique nos revela que el calor la sorprendió tanto como el paisaje de las dos primeras etapas, “no me esperaba a correr en la playa, en senderos rocosos y en dunas el mismo día. ¡Wow, qué paisaje!”

“Al final creo que el momento más difícil, es la tercera etapa, ya que hay que terminar lo que se empezó” ríe Véronique con Arnaud (Dorsal 14 – FRN) su amigo. “También es a causa tuya que me encuentro aquí así que no me abandones.”

Desde mañana seguiremos muy de cercas la llegada de estos dos amigos. No duden en escribirles un mensaje.